dilluns, 3 d’octubre de 2011




 EL CERDITO      

Un día un granjero compró a un cerdito. Decían que lo iban a matar, pero mientras, lo cuidaba una vaca de la granja. La vaca le decía:
-”si tu pudieses hacer algo no te matarían”.
Él empezó practicando a hacer el trabajo de un gallo. Tenía que cantar pero lo hacía fatal, después, se fue al trabajo de los perros, era guiar a las ovejas. La perra le explicó:
-”las tienes que atacar, ves corre“.
El cerdito no les quiso atacar, entonces les dijo:
-“señoras ovejas por favor, podrían ir ahí”.
Las ovejas dijeron:
-”vale lo hacemos porque eres un cerdito muy amable”.
El granjero lo vio y le encantó como lo hacía.
Le llevó a un concurso que era para perros para meter en la jaula a las ovejas. Cuando ya lo sacaron les dijo a las ovejas:
-”podríais meteros en la jaula”.
Las ovejas dijeron:
-”que cerdito tan amable. Le vamos a hacer caso porque él no nos ataca como los perros“.
El cerdito dijo:
-”gracias señoras ovejas“.
El cerdito ganó el concurso y todos le preguntaron:
-“¿cómo lo haces?”
y el cerdito decía:
-”pidiéndolo amablemente.”
Al final al cerdito no lo mataron por ser tan amable.

                                                     Margarida