dijous, 6 d’octubre de 2011

La concha y los piratas



    Erase una vez tres niños llamados Óscar, Julián y María, eran hermanos. Un día, en la playa, se encontraron una concha muy bonita y se la quedaron. Tres meses después vieron a unos piratas salir de la concha, eran del tamaño de un dedo. Se hicieron muy amigos porque los piratas, que vivían en la concha desde siglos les contaban historias de aventuras y los niños les explicaban cómo funcionaba la televisión, el ordenador... Un día los piratas, sin saber cómo, se metieron en la televisión. Para sacarlos, Óscar se metió también, pero no sabía cómo salir, al final, se le ocurrió meter a los piratas por otra televisión y aparecieron en la concha, pero Óscar no cabía en la televisión, entonces fue a un cine y se metió en la pantalla. Cuando volvió a casa no volvió a tocar la televisión.
                                                                   Carlos Blasco