dijous, 13 d’octubre de 2011

La Fábrica de Chocolate


    Un día el conejo Goloso se fue a la fábrica de chocolate;estuvo días buscándola, fue a un lado,al otro, buscó en todos los rincones, pero no la encontró.
Después preguntó a un oso por ella, y este le respondió que no existía; el conejo no se lo creyó; después hicieron una apuesta: 
    "Si la fábrica de chocolate existía, el oso haría lo que el conejo quisiera .Y si no existía, el oso se comía al conejo" .
El conejo emprendió su búsqueda,preguntó a mucha gente y todos le decían que no sabían donde estaba ;pero... un señor  anciano le dijo que estaba por un callejón oscuro, a mano derecha. 
   Se pasó un día caminando y al final, cuando llegó, ponía en un cartel que se habían trasladado justo al callejón de enfrente, a mano izquierda. 
  Se pasó tres días saliendo de un callejón y yendo al otro y al llegar, allí estaba. Fue a por el oso y se pasaron dos días caminando, llegaron y la fábrica seguía allí.
   Entonces el conejo ganó la apuesta y el oso tuvo que hacer lo que el conejo quisiera, pues así habían quedado.
   El oso tuvo que regalar toda su reserva de miel al anciano que lo había ayudado.
                                                                                     Andrés

1 comentari:

Mª JOSE ha dit...

Eva, es una gran idea acostumbrar a los niños a escribir.
A mí me sirve de terapia.
A veces se escriben relatos, otras veces experiencias, también sobre sentimientos y, aunque muchas veces los rompamos, sólo el haberlo escrito nos consuela.
Un abrazo.