dimarts, 11 d’octubre de 2011

Ladrones de chocolate

     Había una vez un conejo que repartía huevos de chocolate con su amigo el oso, pero un día la ciudad entró en crisis y las fábricas de chocolate se cerraron.
      Conejo y  Oso decidieron robar los huevos de chocolate, y nada más llegar a la fábrica empezaron a buscar y rebuscar  por todas partes, pero sólo encontraron un huevo .
      Mientras Clara estaba en el cole Oso y Conejo se quedaron mirando por la ventana y se sintieron fatal, de repente  ¡pumm! , Oso se   cayó de la ventana y la niña salió corriendo ¡había descubierto a los repartidores de huevos de chocolate !  y dijo:
- ¿ Quienes sois vosotros?
- Somos Conejo y Oso  , los repartidores de huevos de pascua.
- Yo soy Clara y una pregunta :

-¿Porqué no habéis repartido huevos a los de mi cole?
      Ellos  le contestaron  que había crisis y no tenían suficiente huevos de chocolate .
      Luego los tres se quedaron pensativos y a la niña se le ocurrió una idea:
 - ¡ Ya se ! Tengo un libro de un hada en mi casa,  la  llaman  El hada de los deseos.
     Clara fue , cogió el libro  y se lo dio a  Conejo y Oso . Clara dijo:
- Solo hay que agitarlo.
     Conejo y Oso agitaron el libro con todas sus fuerzas y ¡chis, chas chus!  Salió  el hada de los deseos del libro y dijo :
- ¿ Qué deseo queréis  pedir ?
    Oso y Conejo contestaron  :
- Que este año sean las mejores pascuas de la historia .
     Y el deseo se hizo realidad . Todos los niños estaban alegres y Conejo , Oso y Clara se sintieron aliviados . 
                                                                                                                                                                                                                                                                                                Mina