dimecres, 5 d’octubre de 2011

Paula y la duendecilla 


     Había una vez una niña llamada Paula que vivía en una granja con sus padres y su hermano mayor .Un día Paula fue al  pueblo a jugar a las muñecas con su amiga , la más rica del pueblo , tenía  unas muñecas que eran preciosas .

     Una tarde  Paula bajó al pueblo como todos los días a jugar con sus muñecas. La niña rica se llamaba María y como se tenía que ir a la ciudad Paula se quedó cuidando las muñecas. Pero cuando se fue ¡ pumm ! ¡ las muñecas habían desaparecido !  . La niña vio huellecitas  que llegaban hasta el bosque , ella tomó la decisión de seguirlas . En el bosque Paula vio  una muñeca y al agacharse para recogerla  vio a una duendecilla correr con una muñeca  en  la mano.Paula corrió y la consiguió atrapar, la tenía entre los dedos pulgar e índice. 
   La duendecilla  medía unos 3cm , tenía un gorrito verde y un vestidito  rosa. Paula le preguntó porque querían las muñecas, ella le contestó que tenían el don de cuidar a los duendes, solo hacía falta un poco de plástico  . La niña dijo  que no se las daba  porque no eran suyas  , luego la duendecilla   dijo que era para salvar más duendes  porque habían tomado la savia del árbol maldito  . Paula se sintió fatal  al no dárselas , pero le prometió  que algún día le daría una muñeca , la duendecillo dijo que necesitaba una muñeca ahora   . Paula no tuvo más remedio que darle una .

La duendecillo salvó a todos los de su mini-pueblo  , pero para agradecérselo   le dio un medallón.Le dijo   que si algún día tenía  un problema que  la tocará y dijera  las siguientes palabras  "tiquiricu , tiquirica " .  Luego  la niña regresó al pueblo  y vio  a María salir de la limusina . Paula  de repente dijo  " tiquiricu , tiquirica "  y después de dos segundos  ¡pim , pam ,pum !.  ¡María se había olvidado de todo ! ,  ni siquiera sabía que se había comprado las muñecas
                                                            Mina