dimecres, 9 de novembre de 2011

Halloween



      
Había una vez tres niños, uno que se llamaba Pablo, el otro que se llamaba Miquel y por último una chica que se llamaba Elisa.
Un día los tres amigos recibieron una carta, en la carta ponía:
-Hola amigos mios os invito a mi cumple. Va a ser todo de halloween. Espero que vengais. De vuestra amiga Sandra. Elisa dijo:
-No lo entiendo si a Sandra no le caemos bien.
Al día siguiente fueron a la casa de Sandra. Cuando llamaron a la puerta les abrió una señora muy vieja que no tenía muy buen aspacto. La anciana les dijo:
-Pasad, Sandra os está esperando. Cuando pasaron vieron a Sandra, y Pablo le dijo:
-Hola Sandra, venimos a tu cumple, y la maleducada de Sandra dijo:
-Hola chicos, ¿habeis traido regalo?. 
Miguel dijo:
-Claro que si. Elisa, Miguel y Pablo, se miraron a ver que hacían. Elisa dijo:
-¿Donde están tus invitados? Sandra dijo:
-Aún no han venido, si queréis ir mirando la casa. Elisa, Miguel y Pablo fueron a mirar la casa.
Al cabo de un tiempo vieron que en todos los cuadros que salían vampíros, momias, zombis habían grietas. Fueron a preguntar a la anciana que habían visto antes.
Cuando la encontraron Elisa le pregunto:
-¿Tú sabes porque hay tantas grietas en los cuadros? La anciana le dijo:
-No me preguntes eso. Elisa, Miguel y Pablo se quedaron muy extrañados.
Ya vinieron todos los amogos de Sandra, pero Elisa, Miguel y Pablo no se enteraron. Los amigos de Sandra y Sandra hicieron un plan para asustar a Elisa, Miguel y Pablo. Sandra dijo:
-El plan es que nosotros nos disfrazaremos de vampíros, momias y zombis como en los cuadros que han visto que han visto que hay grietas.
Después de un tiempo Sandra y sus amigos ya estaban listos para hacer su plan, salieron afuera que era donde estaban Elisa, Miguel y Pablo. Empezaron a  asustarles, Elisa dijo:
-Correr hay vampíros, momias y zombis, meteros en casa chicos. Cuando Elisa, Miguel y Pablo ya se habían metido en la casa, Sandra y sus amigos empezaron a reirse allí fuera. Cuando de pronto aparecieron vampiros, momias y zombis de verdad Sandra y sus amigos empezaron a gritar pero los monstruos seguían persiguiéndolos. Elisa, Miguel y Pablo los metieron en casa, y Sandra dijo:
-Gracias chicos, lo siento por portarme tan mal con vosotros,¿queréis ser mis amigos?. 
Elisa y los chicos le dijeron que si.
Al final todos se hicieron amigos y se lo pasaron muy bien juntos.
                                                                                        Margarida