diumenge, 4 de desembre de 2011

El misterio de la máscara africana


Había una vez una niña llamada Lorena. Un día como todos los días Lorena fue al colegio, comió,estudió, jugó al pilla pilla, en voley bol, la pelota le rebotó sobre la cara, se comió un chicle etc......y después al día siguiente le pasó justo lo mísmo que el día anterior y luego al siguiente día igual y otro y otro hasta que un día Lorena decidió ver lo que estaba pasando, pero como era muy vaga la inspección duró 5 minutos y entonces se sentó a ver los dibujos animados. La verdad es que los dibujos animados no estaban nada mal se trataba de un conejo que todos los días le pasa lo mismo y decide ver lo que pasa pero de repente ¡¡Pum!! se apagó la tele.
Lorena se preguntó porqué se había apagado la tele de esa manera y entonces siguió con la inspección. Al cabo de 10 minutos cayó la máscara Africana que tenían de decoración sus padres, dentro había una llave. La llave parecía de un coche porque tenía un botón pero Lorena lo apretó y los espíritus Africanos se levantaron Lorena cogió el extintor, lo abrió y nunca se supo a donde fueron los espíritus.
Fedra