dimarts, 7 de febrer de 2012

Experiencias personales


Era un agradable día de primavera que estábamos con mi madre en la casa de la montaña, estábamos jugando a un juego muy emocionante y le pegamos un grito a mi madre para que vea el juego, mi madre salió disparada pensando que nos había pasado algo, cuándo de repente ¡poom!!! Se había cerrado la puerta de la casa,mi madre se enfadó mucho con nosotras porque la habíamos asustado, y tuvimos que caminar , en pijama, despeinadas,y descalzas por la carretera para buscar ayuda, de momento no veíamos nada ,pero luego vimos la casa de Kati una de mis mejores amigas, es Inglesa y al mismo tiempo Argentina, porque su padre es Inglés y su madre Argentina, tuvimos suerte y el padre  de Kati consiguió entrar,pero más fácil de lo normal, porque resulta que la casa estaba en obras y el padre de  Kati tuvo que subir por el andamio a la ventana más alta, la primera vez que intentó subir al andamio,se cayó,la segunda casi se rompe el andamio , pero a la tercera lo consiguió, se metió y bajó por las escaleras cogió la llave y resulta que ¡ no sabía como se abría!! pero al final lo consiguió.
Mina