dimecres, 8 de febrer de 2012

Experiencia personal


1.
Esto pasó cuando tenía tres años, estaba en el colegio Luis Vives, en el patio de infantil, jugando con mis amigos al escondite. Estuvimos mucho tiempo jugando, y cuando nos cansamos de jugar a lo mismo todo el rato, pensamos a que jugar. Se nos ocurrió que podíamos jugar a trepar por el árbol. Me llegó el turno a mí, y cuando estaba trepando me caí y me dí con los ladrillos que hay alrededor del árbol. Entonces, llamaron a mis padres porque me salía bastante sangre de la frente. Después de recogerme, mis padres y yo fuimos en taxi al hospital 9 de Octubre. Esperamos un rato, y luego un médico nos dijo que entráramos. Me dijo que me tumbara en una camilla, me taparon la cara con una especie de máscara y me pusieron tres puntos. Al día siguiente volví al colegio. Fuí al pediatra dos días después y me dijo que me tenía que poner un spray todos los días para que la herida se secara y que una semana después iban a quitarme los puntos.

2.
En el verano de 2006, cuando yo tenía cinco años y se corría la carrera de barcos American Cup cuando pasó esto. Mi hermana Elisa, mi padre Víctor, mi madre Mª José y yo estábamos en el puerto viendo lo que habían puesto especialmente para la American Cup. Vimos un edificio y entramos a ver que había dentro, el edificio era bastante grande, y al fondo se veían dos colas muy largas, vimos que eran para jugar a un juego de barcos, y mi hermana Elisa y yo nos pusimos a jugar muchas partidas hasta que nos cansamos y fuimos todos a subirnos a un catamarán, y como había mucha cola mis padres me tuvieron que soportar, porque yo decía:
-Me aburro- o .
-¿Falta mucho?
Al final subimos al catamarán y nos lo pasamos muy bien,  pero nos mojamos mucho.
                                                                                     Carlos Blasco